Phoebe Cates en Fast times at Ridgemont High

(transplantado de ogallo.wordpress.com
…le falta vida a este blog, ¿no?) 

La historia no perdona. Hay cosas que pasan muy temprano como para aprovecharlas en su momento. Por ejemplo, esta escena de Fast times at Ridgemont High, con Phoebe Cates, la chica bieeen, pero bieeen bonita e inocentona de Gremlins, sólo que dos añitos antes. ¡Provecho, galanazos!

Primero ves este…
Sigue leyendo

Anuncios

Danny Boyle ponía

(as seen at ogallo.wordpress.com

Se acabaron las fiestas. Tengo juguetes nuevos pero después veré si posteo sobre ellos. Acabo de ver, siendo las 5:30 a.m., Shallow grave en Cinemax, primer filme de Danny Boyle. La pela es de 1994, dos años antes que Trainspotting y 6 antes de que Boyle fuera reemplazado por un skrull con pésimo, pésimo gusto para hacer películas (léase La playa y 28 días después). Incluye:

  1. A Ewan McGregor como periodista sensacionalista, una Kerry Fox bien agradable a la vista (neozelandesa tenía que ser) como doctora volátil y un fulano más como contador acojudado, todos compartiendo un departamento en Edimburgo, Escocia.
  2. El uso creativo y decidido de instrumentos de carpintería y cocina para deshacerse de individuos problemáticos y sazonar el argumento.
  3. A Kerry Fox con las chichis al aire y a Ewan McGregor vestido de zuripanta (pero no en la misma escena).
  4. La frase “but Juliet, you’re a doctor. You kill people every day”. Invaluable.
  5. Humor negro, traiciones, giros argumentales, personajes en constante mutación, y pendejadas que dejarían al más pendejo de los peruanos con la pica de que no se le ocurrieron primero.

En fin, tampoco estoy para contarles la película, para eso está Wikipedia o googleen alguna crítica o reseña. Si ya la vieron, acá está la secuencia final, en inglés (¿escocés?) porque no me voy a poner a buscarla doblada o subtitulada a estas alturas.

Corrección de rigor: debor rectificar que no era cualquier fulano el que interpretaba al contador de Shallow Grave. En realidad, el nombre de Christopher Eccleston no me sonaba de nada hasta hace unos minutos en que vi que él fue Claude, el hombre invisible de la primera temporada de Heroes. Mayor razón para ver la pela.

Y ya que estamos con la dupla Boyle-McGregor, que nunca se debieron separar y sólo por eso Leonardo DiCaprio debería morir cien veces picoteado por gansos salvajes con paperas, meto otro peliculón que es A life less ordinary, y sale la Cameron Díaz. Él es un ceniciento, ella se pudre en plata, y hay dos ángeles en mala racha tratando de juntarlos. Agitar fuerte y dejar estallar. Me gusta bastante el motivo “chico y chica escapan juntos de la ley, la familia y la mala suerte”. Acá unas escenas en idioma original:


(si le dan al related videos pueden ver toda
la pela en YouTube, pero no le digan a nadie)

Gallín!

Es hooora deee… Animaniacs

Un sábado por demás apático y una mañana de domingo moliciosa. Es una huevada ser recién desempleado. Nada mejor para combatir tanta aburrición que los Animaniacs: Jakko, Wakko y Dot Warner, el doctor Rascahuele, Hola Enfermera, el guardia Ralph, Thaddeus Plotz, Pinky y Cerebro, la ardilla Slappy, los Tres Palomos, Rita y Runt, Botones y Mandy, Minerva y el Lobo, Kikiri-Boo, los Hipos, señor Esqueleto y el Mimo… bueno, el Mimo no.

Trivia: Originalmente querían que los Animaniacs fueran patos. ¡Sí que sí! Eventualmente se cambiaron a lo que se supone que sean ahora durante la pre-producción.

Intro

La canción de los sentidos

(cliqueen para ver 5 videos más)

Sigue leyendo

La Flota Estelar de la Federación, todititita para ti solito

¿Se acuerdan de ese encarte con todos los modelos de celulares Nokia? Los fanáticos de Star Trek ya tenían lo suyo hace rato:

fleet-chart-1060.jpg

Ex Astris, Scientia (De los astros, el saber)

Gallín!

Por qué Babylon 5 la rompe

(de http://ogallo.wordpress.com

Este año me dedicaba religiosamente cada sábado a ver Star Trek: Voyager. Al comienzo lo hacía por lo bien que le quedaba el uniforme a Jeri Ryan (f-uertota), pero luego me pegué a la historia y de todas maneras no hacía nada útil los sábados después de almuerzo. La semana pasada, zapeando en los comerciales, me di con la grata sorpresa de que Warner (aparentemente alguna señal del Sci-Fi Channel también) está pasando Babylon 5 desde el primer capítulo. Lo mejor de todo, caí justo en el primer capítulo.

Así que, si no tienen mucho útil que hacer un sábado a las 3 de la tarde y hay una tele cerca con cable que se pueda usar, señor, señorita, joven en edad escolar y universitaria, futuro del país, le pido unos minutos de su tiempo, no vengo a robarles ni a hacerlos sentir mal, sólo quiero que me den la oportunidad de demostrar por qué Babylon 5 es una de las mejores series de ciencia ficción de todos los tiempos.

babylon5.jpg

Era el amanecer de la tercera era de la humanidad, diez años después de la guerra Tierra/Minbari. El Proyecto Babylon fue un sueño que había cobrado forma. Su meta: prevenir otra guerra creando un lugar donde humanos y alienígenas podían resolver pacíficamente sus diferencias. Es un puerto de llamada; un hogar lejos del hogar para diplomáticos, trabajadores, empresarios y viajeros. Humanos y alienígenas envueltos en dos millones quinientas mil toneladas de metal en rotación, solos en la noche. Puede ser un sitio peligroso, pero es nuestra última y mejor esperanza de paz. Esta es la historia de la última de las estaciones Babylon. El año es 2258. El nombre del lugar es…

_b5.gif

Sigue leyendo

Oh Godínez, qué poco te conocimos

(de ogallo.wordpress.com) 

godinez.jpg

Godínez es el vago del asiento de atrás por excelencia. Sólo podemos adivinar que en el fondo era un niño listo por las respuestas que le daba al profesor Jirafales. Que en el fondo tampoco eran respuestas, más bien evasivas para dar a entender que no sabía qué miércoles le estaban preguntando o de dónde salieron los demás niños. La escasa vida de Godínez, por tanto, se desarrollo en el fondo del salón y nos hacía reir desde el fondo del estómago. A veces tan al fondo que la risa salía por la puerta más cercana.

Sólo quiero rememorar una clásica escena de la escuelita:

Godínez: ¡Profesor, a mí no me ha preguntado!
Profesor Jirafales (aún procesando lo que oyen sus oídos después de que ninguno de sus alumnos haya respondido bien en todo el día): ¿Cómo dices Godínez?
G: Que a mí todavía no me ha preguntado nada.
PJ (al borde del éxtasis pedagógico): ¿Ya ven niños? ¡Aprendan! (Los niños agachan la cabeza en señal de vergüenza). Muy bien Godínez, sólo porque te has ofrecido de voluntario te voy a dejar elegir sobre qué quieres que te pregunte
G: Da igual, profesor, porque no sé nada.

Otras joyas de Godínez incluyen:

  • Ser uno de los pocos en responder el acertijo de las perlas
  • Reventarse a Don Ramón a puñetazos en el entrenamiento de fútbol americano.
  • Pasarse toda la clase de música pidiendo El pueblo de los malditos
  • Responder instintivamente ¿yo qué hice? cuando de verdad lo llamaba el profes
  • Levantar la mano en plena crisis nerviosa de Jirafales para ir al baño
  • Responder las preguntas del examen por cara y cruz. Y después comprobarlas.


(desde 2:00 a 2:28, pero todo está bueno)

Horacio Gómez, el gran Godínez, ídolo y referente de la vagancia escolar, hermano menor de Chespirito, interpretó además múltiples personajes en El Chapulín Colorado y trabajó con su sobrino Roberto en producción y como guionista. Falleció por un infarto cardiaco a los 69 años. Un grande, se le agradecen las risas donde quiera que esté.

Gallín!

Lleva tu PolyStation

¿Recuerdan esto? Me pareció injusto no darle el debido reconocimiento a aquellas consolas que, aunque nunca en la vida se te ocurriría comprar, te alegraban el día cuando estabas en cualquier mercado de cualquier parte del mundo estirando el pescuezo en busca de un PSX o un N64 de contrabando.

La peor sensación del mundo era querer y no poder decirle a tu madre/madrina/tía/abuela/amiga del trabajo de tu vieja que te estaban regalando algo poco más avanzado (y menos duradero) que la caja de juegos de mesa 14-en-1 con ajedrez, damas, ludo, damas chinas, backgammon y el mazo de naipes, que acompañado por un conciso manual en 6 idiomas, te explicaba de dónde salían los otros 9 juegos que prometía la caja (incluyendo esos dos en que usabas los dados del backgammon que nunca aprendiste a jugar).

Gallín!