Ge-i-José: De ríal american jiro

Es una de las franquicias de juguetes más importantes del siglo XX, y no sólo porque ha permanecido en el mercado con constantes innovaciones desde los años sesenta hasta estos días, ni tampoco por introducir una salvajada de articulaciones para aproximarse al movimiento humano al máximo, y mucho menos por la versatilidad de sus personajes para generar productos en televisión, cómics y videojuegos, así como líneas paralelas dirigidas al mercado europeo, sino ser los primeros en acuñar el término figura de acción y el impacto cultural que esto desencadenó en los niños del mundo entero.

Free Image Hosting at www.ImageShack.us
Las action figures, 40 años después

El nombre G.I. (galvanized iron, Government Issue o Gastro-Intestinal) Joe fue utilizado por primera vez a inicios de los años 40, en una tira cómica para publicaciones dirigidas a las tropas. Dos décadas más tarde, en 1964, sale al mercado la primera línea de G.I. Joes, representando a miembros de la fuerza aérea, marina y ejército gringos. Y como hoy ningún papá que se respete le compraría un muñeco Ken a su hijo, en esos días no le comprabas un muñeco nada al tuyo, por más marine que fuera (todavía no habían inventado a Rambo ni volvía CHUCK! de luchar contra Cthulhu y Yog-Sodoth). Entonces, lo que Hasbro hizo fue colocar “action figure” junto al título de la línea, creando una nueva categoría en juguetería de indiscutible virilidad.


G.I. Joe vaquero, obrero, policía, indio, motociclista
y el marine original, pero en morenito.

G.I. Joe ha estado presente con relanzamientos de línea, nuevos personajes, explorando ambos sexos y todas las razas (como Madonna, que tampoco estaba inventada aún), casi ininterrumpidamente durante 43 años. El único lapsus en su producción ocurrió entre 1977 y 1982, año en que salió la serie de juguetes y televisión de ‘A Real American Hero’.  Y a inicios de los 90 los niños peruanos disfrutaban de sus figuras de acción de 9.4cm (3 3/4″), buscando un Duke o Snake Eyes, o contentándose con Destro o algún otro segundón.

2wildbill.jpg
¡Oh, Wild Bill, cuántas veces tuve que quitarle tu sombrero del hocico al
perro de mi abuela! ¡Cuántas veces no pude evitar que se lo vuelva a comer!

Con el tiempo la franquicia de Hasbro ha experimentado nuevas maneras de vender, ya sea con versiones de personajes de videojuegos como Street Fighter o Mortal Kombat (yo tenía el combo Johnny Cage vs Goro… ¡cul!), o de personajes de ficción como Buzz Aldrin, JFK, Rocky Balboa o Sgt. Slaughter de la WWF. Así mismo, inventaron el Kung-Fu Grip, el Navajo Code Talker, vehículos que sería imposible hacer funcionar a escala real, los accesorios en miniatura más fáciles de extraviar, y sobre todo, al Comandante Cobra, en sus dos presentaciones: uva y frambuesa.

Oscar Gallo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s